Bicicleta vintage segunda vida

Cómo renovar tu bicicleta sin gastar mucho

Última actualización:

Sin importar que tan vieja sea tu bicicleta, es posible hacer que se sienta como nueva sin gastar demasiado dinero.  

1. Renueva tus grips

Empuñaduras de bicicleta

Los puños (grips) y cintas son un importante punto de contacto entre el ciclista y su bicicleta. Los grips y cintas en buen estado absorberán las vibraciones del camino, te ofrecerán un mejor control de la bicicleta y harán de tus trayectos más cómodos.

Todo por servir se acaba, con el tiempo tanto las cintas como los grips pierden elasticidad, comienzan a desgastarse, y en casos extremos hasta dejan el manillar expuesto.

Así que si notas que tu manillar ya necesita grips o cintas nuevas no lo dudes. Notarás una gran diferencia y no es necesario desembolsar una fortuna.

2. Cambia el sillín

Asiento de bicicleta

Una recomendación para darle una renovación de “10” a tu bicicleta, está el cambio de sillín. Su importancia, más que estética, es la comodidad y rendimiento, pues pasarás horas y horas sobre el sillín.

Un sillín adecuado y en buenas condiciones evitará problemas circulatorios, prostáticos y rozaduras. Además de hacer más cómodo y eficiente el pedaleo.

La elección del asiento adecuado comienza con algunas consideraciones simples: el género del ciclista, su anatomía corporal, el tipo de ciclismo que practicarás, el estilo de conducción, además de las preferencias que cada ciclista pueda tener.

3. Ponle llantas nuevas a tu bicicleta

llantas de bicicleta

Hacer cambio de neumáticos será una excelente renovación para tu bicicleta, tanto en estética cómo en desempeño. No te imaginas cuánto puede cambiar la sensación de una bicicleta con un simple cambio de cubiertas.

El cambio se recomienda cuando notes señales de desgaste en tus cubiertas o si buscas cualidades diferentes en el desempeño de tu bicicleta. Cualquiera que sea el caso, tu bicicleta se sentirá renovada con un simple cambio de llantas.

4. Reemplaza rodamientos desgastados

rodamientos de bicicleta

Los rodamientos son los encargados de que tus trayectos sean suaves y evitan el desgaste de las partes móviles de tu bicicleta. Aunque tu bicicleta los tiene en todos sus ejes, muchas veces no les prestamos la atención que requieren.

Con el cuidado adecuado, los rodamientos pueden durar mucho tiempo. Sin embargo, el desgaste de estas piezas es inevitable. Si ya tienes algunos años con tu bicicleta te recomendamos consentirla con un cambio de rodamientos. Es una inversión relativamente pequeña, además de que dará nueva vida a tu bicicleta, prolongará su vida útil.

5. Estrena cables de frenos y cambios

Cables y chicotes para bicicleta

En ocasiones el deterioro de los chicotes y forros de la bicicleta son evidentes, especialmente en bicicletas que no han recibido mantenimiento periódico.

La realidad es que con el uso los chicotes o cables de acero trenzado, especialmente los de los frenos, se van estirando. Además, a medida que se resecan generan más fricción y pierden efectividad.

Si ya le toca servicio a tu bicicleta, pide que te cambien chicotes y forros y notarás una gran diferencia al operar las velocidades y los frenos. Muchos talleres ya incluyen el cambio de estos componentes en sus servicios, medios y completos.

6. Ponle una cadena nueva a tu bicicleta

cadena de bicicleta

La cadena sufre un desgaste normal con el uso. Este desgaste se intensifica cuando rodamos con una cadena sucia y/o seca. El uso de una cadena desgastada en exceso dañará los dientes de platos y piñones, generando un gasto aun mayor.

Por eso es importante revisar el desgaste de tu cadena periódicamente. La forma más sencilla es hacerte de un medidor de desgaste y revisar tu cadena con frecuencia, dependiendo del uso que le des.

Una cadena nueva es relativamente económica, mejorará la eficiencia y prolongará la vida de tu tren de potencia. Notarás lo silencioso y suave que resultara tu pedaleo.

7. Cambia tu cassette si está desgastado

Casete de bicicleta

Las piezas del sistema transmisión de la bicicleta están sometidas al desgaste continuo con el movimiento de la bicicleta. Razón por la cual es importante darles el mantenimiento adecuado y monitorear su desgaste.  

La primera señal de que tu cassette ya presenta desgaste es que la cadena salte en determinados pasos (piñones). Otra forma de saber si el cassette está desgastado, será fijarte en la forma de los dientes de los piñones.

Se recomienda que cuando cambies el cassette, utilizes una cadena nueva. Desde el primer instante notarás la eficiencia de tu pedaleo e incluso podrás notar brinco entre velocidades más suave.

Cualquiera de estos consejos te ofrecerá mayor comodidad, eficiencia, seguridad y una bicicleta renovada que se sentirá increíble. Esta inversión te ayudará a mantener tu bicicleta en buen estado por años.