Bicicletas con tijas telescópicas entre el trigo

Guía completa para comprar una tija telescópica

Última actualización:

¿Quién no recuerda soltar la abrazadera de cierre rápido de su tija para bajar la altura del sillín y afrontar una bajada? ¿O dejarla arriba y retrasar la posición tras el sillín?

Si bien hay riders que no creen en absoluto necesario el uso del dropper, tija telescópica o “tijapija” en el argot endurero, hay quienes piensan que es todo un avance en comodidad, seguridad y control. Inclusive hay quienes casi la consideran el mejor invento en lo referente al mundo de la bicicleta de montaña.

Sigue leyendo si te interesa poner una tija telescópica y olvidarte de la incomodidad de tener que bajarte de la bici a ajustar la altura del sillín cada que cambian las condiciones del terreno.

Ciclista mtb en descenso

¿Qué es y para qué sirve una tija telescópica?

A diferencia de las tijas (postes de asiento) convencionales, las telescópicas cuentan con un sistema que permite bajarla y subirla de forma automática, adaptando así la altura a las circunstancias del terreno y al tipo de conducción.

El sistema se acciona mediante un pulsador en tu manillar o bajo el sillín. Al accionarlo, tu propio peso retrae la tija para darte el espacio necesario para moverte cómodamente en los descensos más complicados sin sacrificar tu equilibrio. Tu centro de gravedad queda más bajo y te otorga estabilidad.

Al accionar el pulsador nuevamente, el mecanismo empuja la tija a su posición original. De esta manera, podrás llevar el sillín en su posición más alta en los momentos en los que la eficiencia en el pedaleo es más importante y bajarla para afrontar las partes más técnicas en las que el control es clave.

Tipos de tijas telescópicas

La gran mayoría de los modelos utilizan sistemas neumáticos o hidráulicos para empujar la tija a su posición extendida. Así que a la hora de clasificar las tijas, podríamos catalogarlas según su accionamiento.

Tijas telescópicas mecánicas

Este tipo de tijas se accionan por medio de un cable dentro de una funda que se conecta al pulsador por un lado y a la tija por el otro extremo. Al presionar el pulsador, este tira del cable y acciona un mecanismo o muelle que fija la posición que le das cuando apoyas el peso en el sillín.

Al accionar el mecanismo nuevamente, sin que estés apoyando tu peso en el sillín, el mecanismo se libera y la tija es empujada a su posición extendida.

Al tratarse de algo mecánico, el retorno es más bien brusco. Con la ventaja de que este tipo de tijas telescópicas son relativamente asequibles y encontrarás variedad en el mercado.

Mando de tija telescópica

El poco mantenimiento que tendrás que realizar consistirá en limpiar el polvo de la barra de la tija y cambiar la funda y el cable (o limpiarlos bien con aire a presión si tienes oportunidad) cuando al accionar el pulsador no funcione.

Ventajas de las tijas de accionamiento mecánico

  • Mantenimiento sencillo
  • Precio más asequible

Inconvenientes de las tijas mecánicas

  • Retorno brusco

Tijas telescópicas hidráulicas

Tija telescópica con cableado interno

En vez de tener un cable o chicote como en las tijas de accionamiento mecánico, este tipo utiliza aceite mineral para accionarse. Al utilizar el pulsador, varía la presión del aceite para mover los pistones y que la tija se recoja o que salga.

Evidentemente, esto implica un precio más alto y un mantenimiento más costoso y complejo (retenes, aceite…). Al tratarse de aceite, el recorrido será mucho más modulado. Sin embargo, la presión varía con la temperatura y en días de frío intenso el funcionamiento puede verse afectado.

Mando para tija telescópica hidráulica

Ventajas de las tijas telescópicas hidráulicas

  • Suavidad en el recorrido

Inconvenientes de las tijas de accionamiento hidráulico

  • Más costosas que las mecánicas
  • Mantenimiento más complejo
  • El frío afecta al funcionamiento

Tijas telescópicas electrónicas

Tija telescópica electrónica

Es lo último en el mercado. Son inalámbricas y permiten controlar la altura del sillín solo apretando un botón. Su instalación es muy sencilla y lleva pocos minutos al no disponer de cables, así que además no se estropea la estética del cuadro. 

Es suave en el recorrido, muy rápida y asimismo exige poco mantenimiento. 

Como es electrónica, tendrás que vigilar la autonomía y ponerla a cargar cuando lo necesite. Algunas traen pilas en el mando del manillar, por lo que también tendrás que tenerlo en cuenta.

Mando de tija telescópica electrónica

Cómo es algo bastante reciente, aún hay poca variedad donde elegir y sus precios son altos.

Ventajas de las tijas telescópicas electrónicas

  • Estética más limpia
  • Suavidad en el recorrido
  • Fácil instalación
  • Mantenimiento mínimo

Inconvenientes de las tijas de accionamiento electrónico

  • Poca variedad en el mercado
  • Gran coste
  • Tienes que recargar la batería
  • Gasto en pilas

Tijas con cableado interno vs cableado externo

El control remoto desde el manillar consiste en un pulsador situado al lado del freno, desde el que se envía la orden para bajar el sillín. Aunque en el mercado la mayoría están pensadas para accionarse desde la mano izquierda, también es posible encontrar algún modelo pensado para la derecha.

Mando tija telescópica

En el caso de las tijas de accionamiento mecánico e hidráulico, existen modelos de cableado interno o externo. Una tija de cableado interno implicará un cuadro más limpio, sin embargo dificultará el mantenimiento.

Tija telescópica mando externo

Por su parte una tija de cableado externo puede estropear la estética del cuadro y está más expuesto a piques por piedras o golpes. Sin embargo a la hora de sustituir la funda o el cable o hacer el mantenimiento, siempre será mucho más sencillo.

En el caso de las electrónicas, no hay cable por dentro ni por fuera, así que no correrás peligro de enganchones.

Tijas con el pulsador debajo del sillín

Conforme avanza la tecnología de las tijas telescópicas son menos los modelos de este tipo. Principalmente por requerir de soltar el manillar al momento de querer accionar el mecanismo.

Este tipo de tijas telescópicas dispone de una palanca debajo del sillín que acciona el mecanismo. Este sistema si bien es el más barato, como ya lo mencionamos, también es el menos seguro, ya que te obliga a soltar una de las manos del manillar.

Sin embargo, otra de sus ventajas es que no hay cables que se puedan enganchar durante la ruta. 

Consideraciones extras sobre las tijas telescópicas

Ciclista de montaña

En el mercado existen tijas con retroceso, posición intermedia preestablecida y variación del ángulo del sillín.

Las tijas con retroceso se utilizan para obtener más tracción en las subidas al poner más peso sobre la rueda trasera; y para variar la posición en la bicicleta si la geometría del cuadro no te permite una buena biomecánica con respecto a los pedales. 

Algunos modelos tienen posición intermedia preestablecida, lo que puede ser útil para esas zonas de bajadas poco empinadas en las que no necesitas el sillín abajo del todo.

También existen algunos modelos que permiten la variación del ángulo del sillín, que con la tija completamente comprimida inclina la punta del sillín hacia arriba, enfocado para el descenso.

Medidas importantes

A la hora de elegir una tija telescópica, deberás tener en cuenta ciertas medidas:

  • Diámetro del tubo de asiento (tubo en el que se inserta la tija)
  • Longitud total de la tija en posición extendida
  • Longitud de la parte que se introduce en el cuadro
  • Longitud del recorrido que te haga falta
Medidas de la tija telescópica

Mide la longitud que tienes actualmente desde el cuadro hasta la parte de arriba del sillín para hacerte una idea del recorrido que puedes necesitar.

En cuanto al diámetro del tubo del sillín, existen varias medidas (27.2 mm, 30.9 mm, 31.6 mm, 34.9 mm). Asegúrate de que eliges la que corresponde al tuyo. Mira las especificaciones de tu modelo, o mídelo si tienes a mano un calibre.

Ten especial cuidado con el diseño de tu cuadro, ya que una forma curvada puede engañarte con la medida de longitud real que necesitas.

Tendrás que tener en cuenta la talla de tu bici, la longitud del tubo del sillín y la inserción mínima en el cuadro, ya que no querrás que te ocurra ninguna de estas dos cosas:

  1. Que la longitud de la tija sea más larga que el propio alojamiento en el cuadro, por lo que la altura de la tija te quedará demasiado alta.
  2. Que la tija no respete la inserción mínima en el cuadro, quedando poco material dentro y poniendo en riesgo tu seguridad.

En cuanto al recorrido, por lo general para enduro te recomendaríamos que elijas el máximo posible teniendo en cuenta el resto de las medidas anteriores, ya que te dará mayor espacio para poder moverte libremente y afrontar mejor los obstáculos, descensos, saltos y curvas.

No olvides que debes llevar completamente extendida la tija, no la utilices para compensar la altura del sillín.

¿Para quién es una tija telescópica?

Ciclista haciendo truco en la mtb

Aunque este tipo de tijas están sobre todo enfocadas al Enduro, cada vez se dejan ver más en disciplinas como XC, gravel o incluso DH.

En este caso, te diremos para quién puede ser adecuada refiriéndonos al mundo del enduro.

  • Te mueves por terrenos “rompepiernas”, donde tienes varias zonas de bajada y de subida intercaladas.
  • No entra en tus planes bajarte de la bici en ruta para modificar la altura del sillín.

A tomar en cuenta antes de comprar

Ascenso con la tija en su altura máxima

Te damos todas las opciones, medidas y consejos a tener en cuenta antes de comprar una tija telescópica:

  • Funcionamiento mediante cable: asequible, poco mantenimiento, pero retorno más brusco.
  • Funcionamiento hidráulico: suavidad, pero mayor mantenimiento y le afecta el frío.
  • Funcionamiento electrónico: suave, rápida, inalámbrica, mínimo mantenimiento, pero mayor precio.
  • Accionamiento en el manillar: fácil accesibilidad, pero cables a la vista.
  • Paso del cableado interno: Cables protegidos, estética limpia, pero menor accesibilidad en un mantenimiento.
  • Paso del cableado externo: Accesible, cables a la vista, mayor riesgo de enganchones o rotura.
  • Accionamiento bajo el sillín: barato, sin cables, pero implica soltar una mano.
  • Posibilidad de añadir tija con retroceso, posición intermedia o variación del ángulo del sillín.
  • Ten en cuenta el diseño del cuadro (recto o curvado).
  • Medidas del diámetro y longitud del tubo del sillín, longitud total de la tija, recorrido.
  • Analiza las rutas que haces para saber si te conviene una tija telescópica.
  • Presupuesto.

Fotografía i2fotos