Ciclista observando el paisaje del embalse de Algeciras

Tres rutas de gravel por el Levante español: Buscando el sol de invierno

Última actualización:

Primera semana de enero. No tenemos planes y parece ser que vienen días de invierno, con frío, pero asoleados. Queremos hacer alguna ruta de gravel, buscando zonas desconocidas para nosotros y poco concurridas. El interior del Levante Español nos abre un auténtico abanico de posibilidades y no dudamos ni un momento en buscar alguna ruta en Komoot. Buscamos, ideamos y creamos nuestras propias rutas. De esta forma y con muchas ganas de descubrir, nos dirigimos hacia la comunidad autónoma de la Región de Murcia.

Cabe decir que el Levante español, o también denominado Levante peninsular, es un término que engloba las comarcas españolas de la costa mediterránea, en especial aquellas que corresponden a la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia. Nuestras rutas discurren por el interior de dichas comunidades.

Nos planteamos tres rutas. Dos de ellas por Murcia y la tercera por la Comunidad Valenciana, concretamente por la provincia de Alicante.

1. Ruta por la Sierra Espuña

El Parque Nacional de Sierra Espuña, situado en el interior de la Región de Murcia, es un macizo montañoso de naturaleza fundamentalmente caliza que llega a superar los 1500 metros de altitud sobre el nivel del mar. En sus cumbres existen preciosas formaciones de roca kárstica. Además, debido a la presencia del búho real y del águila real se ha declarado esta zona como ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves). 

A decir verdad, para nosotros, era una zona totalmente desconocida. Sólo sabíamos ubicar la Sierra de Espuña en Murcia y poco más. Por lo tanto, el descubrimiento de esta ruta fue sorprendente.

Puntos de interés

  • Prado Mayor – Justo después del Collado Blanco, se encuentra este prado con tres o cuatro casas. Una ubicación preciosa donde cualquiera tiene ganas de parar y observar el entorno.
  • Panadería de Librilla – El cartel de “Panadería”, como los de antes, llama la atención, pero aún más todo el repertorio panadero del interior de la tienda.
  • Embalse de la Rambla de Algeciras – Este embalse a nivel paisajístico es espectacular, ya que salen unas formaciones rocosas, no cubiertas por el agua, que parecen islas. Es una joya escondida. El acceso al mirador es muy fácil para los vehículos. Es un sitio concurrido por su proximidad a una carretera principal, sobre todo cuando no hace calor, porque es un punto muy caluroso en pleno verano. Aun así, vale la pena detenerse y observar.

Circuito oeste

Se trata de una ruta muy bonita, que dibuja un ocho pasando dos veces por el pueblecito de Gebas, el punto de inicio. El primer circuito (oeste) recorre el Parque Regional de la Sierra Espuña y el segundo (este) rodea el embalse de la Rambla de Algeciras.

La ruta empieza remontando hasta llegar al Collado Blanco, subiendo por la cuesta del Marqués, en asfalto, para adentrarnos en el barranco de Leiva desde donde se avistan unas paredes de escalada. La última parte antes del collado está hormigonado.

Ciclista en Barranco Leiva

A un kilómetro más o menos del Collado Blanco, se llega a Padro Mayor. Tenemos la sensación de haber pasado de la civilización actual al pasado. Paramos un rato porque queremos saborear el lugar y las sensaciones que desprende. Es tranquilo, se respira paz y uno se quedaría aquí más tiempo. Pero si queremos hacer toda la ruta, hay que continuar.

El descenso lo hacemos por la cara norte de la sierra, bajando por el barranco de Valdelaparra. Un poco más técnico pero del todo posible con una bici de gravel. Además es precioso.

Circuito este

Después de completar el primer bucle y pasar por Gebas, necesitamos comer alguna cosa. El restaurante está cerrado. Así que decidimos avanzar hasta el pueblo de Librilla donde descubrimos una panadería de las de antes, de las que te sirven con cariño cada uno de sus productos. Un gran descubrimiento que además sació el hambre que traíamos de la Sierra Espuña.

Ciclista afuera de panadería del pueblo Fuente Librilla

La segunda parte de la jornada, ya con menos desnivel, es mucho más árida y la atracción más destacable es el Embalse de la Rambla de Algeciras, con sus formaciones rocosas en su entorno. Personalmente, y aunque sobre gustos no hay nada escrito, me quedaría con la primera parte de la ruta que recorre la Sierra Espuña, montañosa, y más remota. 

2. Ruta por la Sierra de la Pila

El Parque Regional Sierra de la Pila, también en la Región de Murcia, engloba un macizo montañoso abrupto y con fuertes pendientes. Es un lugar natural protegido y su cota máxima se sitúa alrededor de los 1200 metros sobre el nivel del mar.

Ciclista en sendero el Almorchon

Tanto en Sierra Espuña como aquí, vale la pena hablar de los pozos de la nieve, ya que fueron una auténtica fábrica de hielo. Se construían con elementos de la naturaleza, como piedras, madera, arena, yeso o cal, y llegaban a tener casi siete metros de profundidad. Su construcción empezó a finales del siglo XVI, con fines terapéuticos, para conservar alimentos y medicinas, enfriar bebidas, elaborar helados, etc. Los jornaleros introducían la nieve en el pozo y en el mes de mayo se transportaba la nieve a lomos de caballos por los distintos pueblos.

Puntos de interés

  • Vistas a la Huerta Murciana – A medida que se va subiendo por San Joy, las vistas a la Huerta Murciana son espectaculares. La Huerta Murciana es un valioso ecosistema que rodea la ciudad de Murcia.
  • Refugio Pico Pelado – Lo vimos en la distancia y su forma nos llamó la atención. Así que nos desviamos de la ruta planeada y subimos hasta ahí. Las vistas son preciosas. Desafortunadamente, el refugio está mal conservado y es imposible pasar ahí una noche.
  • Pico de la Pila Se alza a 1625 de altitud sobre el nivel del mar. También denominado la bola de la Pila, de modo coloquial. Se trata de un radar meteorológico que cubre la zona de Murcia y Alicante. Es un radar que detecta la dirección de la masa de agua, la distancia a la que se encuentra, la intensidad, el tipo de precipitación, es decir, si se trata de lluvia, granizo o nieve.

Nuestro punto de inicio es el pueblecito de la Garapacha. Los primeros 10 kilómetros de la ruta son duros, sobre todo por el terreno, ya que hacemos las 3 rutas con la bicicleta gravel y hay bastante piedra suelta, “canicas”, como se llama a veces en el argot ciclista. Subimos por San Joy. El terreno, afortunadamente, va mejorando.

Cuando ya estábamos dándole la vuelta a la Sierra de la Pila, vimos de lejos un pequeño refugio, el refugio de Pico Pelado y decidimos desviarnos. La última parte fue un hike-a-bike, pero el cambio de ruta valió la pena y pudimos disfrutar de las vistas sobre Las Serrallas. Un lugar bien curioso, a decir verdad.

La culminación de la ruta es la subida al Pico Pila. Fue muy bonita, aunque fue un día ventoso, que sumado a las rampas hicieron que fuera una subida un poco épica. Una vez arriba, nos protegimos detrás del radar meteorológico para abrigarnos y comer un poco antes de empezar el descenso de camino al punto de inicio de esta ruta y así cerrar la vuelta a la Sierra de la Pila.

Las serrallas en el Levante español

3 Ruta por la Sierra de Aitana

La Sierra de Aitana se caracteriza por su gran complejidad geológica. Aunque nosotros no seamos expertos en geología se puede ver de forma abrumadora los materiales calcáreos y también los dolomíticos. Supongo que por esta razón la ruta nos transportó a las Dolomitas italianas.

Sierra de Bernia en el Levante Español

Se trata de una ruta muy bonita y dura por las pendientes por el interior de Alicante, escogiendo como punto de partida el precioso pueblecito de Alcoleja, donde buena parte de la población habla en catalán. Esta ruta recorre el interior de Alicante a través de caminos con mucha pendiente y en algún caso, hace falta bajarse de la bicicleta y empujar. Cabe decir que parte de la ruta coincide con la ruta del evento Irongravel Alicante.

Puntos de interés

  • Loma Alta La subida a Loma Alta es magnífica pero requiere actitud y para los menos habilidosos, un hike-a-bike.
  • Descenso del Portet de Castells Es un descenso espectacular por las montañas que nos quedan detrás. Montañas que nos recuerdan las Dolomitas italianas.
  • Embalse de Guadalest – Por sus aguas turquesas, le llaman el corazón esmeralda de la Marina Baixa. Se le puede dar la vuelta caminando o en bicicleta.

Al salir de Alcoleja, uno piensa que se ha equivocado. No hay piedra, es hormigón, pero las pendientes hacen que ponga pie al suelo. Eso es solo un aperitivo de lo que será esta ruta. Un sube baja constante por unas pendientes que quitan el sueño a cualquiera. La culminación a la Sierra de Aitana es la subida a la Loma Alta y su continúo ascenso.

Bajamos por una pista un poco técnica, pero enseguida encontramos una en mejor estado que nos llevará hasta el Portet de Castells. Una maravilla para la vista.

Al final del descenso, se llega al embalse de Guadalest. Hay la opción de darle la vuelta, pero nosotros decidimos continuar, ya que la ruta planeada ya era lo suficientemente larga, con 2300 metros de desnivel positivo. Si uno se fija, en el descenso, se divisa el pueblo Castell de Castells. Así y con un poco más de desnivel culminamos la vuelta.

En resumen, es una ruta con bastante desnivel, pero que vale mucho la pena. Además, en el Levante español, la primavera llega antes y las primeras flores de los almendros ya aparecían con todo su esplendor.

Información a tener en cuenta

La bicicleta ideal para esta ruta

Nosotros optamos por la gravel, pero es totalmente viable ir con una mtb, aunque hay algún tramo de asfalto.

Preparativos

Durante la ruta, se encuentran distintos puntos de agua y sitios donde comprar y/o comer. Pero es siempre importante una buena planificación. Debido a las altas temperaturas, no se recomienda pedalear por algunas de estas zonas en pleno verano (de junio a septiembre). La temporada ideal para realizar estas rutas sería febrero a marzo y octubre a noviembre, siendo posible también en pleno invierno.

Fotografía Ricard Calmet

Términos de uso: Si decides hacer cualquiera de las rutas publicadas en pedalia.cc, lo haces bajo tu propio riesgo. La información aquí encontrada es únicamente un recurso que te ayudará a planear y deberá ser usada como inspiración, en conjunto con tu buen juicio y debida diligencia. pedalia.cc, sus fundadores, autores y contribuidores no son responsables, en ningún caso, por lesiones, daño a pertenencias personal o cualquier otra situación que pudiera suceder a personas circulando o siguiendo cualquiera de estas rutas.